El trincaje en el sector del transporte

PIF-1
El despacho de aduanas: el canal verde, amarillo, naranja y rojo
14/05/2019
Close-up shot with the detail of a parking brake in a car.
Sustitución de las pastillas de freno de estacionamiento eléctrico
22/05/2019
foto5-gal2

Por seguridad, al momento de transportar cualquier tipo de mercancía es fundamental prestar especial atención a su trincaje en el medio de transporte. Mediante el trincaje se lleva a cabo la sujeción pertinente con la intención de que no sufra desperfectos a lo largo del trayecto, e igual contribuye un embalaje adecuado.

Una defectuosa colocación de una mercancía en una unidad de carga dentro en un barco, un camión o un avión puede ocasionar golpes, desplazamientos o vuelcos, produciendo daños e incluso accidentes con riesgo para las personas y el medio ambiente.

El trincaje se conoce como la acción indispensable de sujetar, inmovilizando firmemente mediante los materiales o elementos requeridos, contenedores, cajas, palets, maquinaria y, en general, todo tipo de mercancías que sean transportadas con medios marítimos, terrestres o aéreos.

Toda operación de carga o estiba en un medio de transporte (buque, camión o avión) siempre tiene que ir unida a la de trincaje, excepto cuando la característica de la carga o del medio de transporte facilite una total ocupación del espacio y no permita que queden huecos libres. Este supuesto tan sólo se produce ocasionalmente, de ahí la necesidad de las operaciones de este tipo como un complemento necesario a una operación logística.

Análisis de la carga

Para efectuar un trincaje correctamente es fundamental ejecutar un análisis de la carga o mercancía a inmovilizar, saber el lugar donde se inmovilizará, el tipo de transporte que se va a realizar y cuál es la normativa a aplicar. Los principales elementos que hay que tener en cuenta para definir el tipo de fijación son:

  • Las dimensiones de la carga.
  • Los valores de aceleración.
  • El ángulo de amarre.
  • Los factores de fricción.

Tipos de trincaje

De acuerdo explican algunos expertos los principales tipos son:

  • Aquellos que ofrecen soluciones a mediday cubren las necesidades de transporte globales, tanto si se trata de cargas dinámicas –por ejemplo del ámbito náutico-, productos químicos peligrosos o artefactos frágiles.
  • Trincajes que se basan en flejes flexibles no metálicos. Existen con una amplia gama de anchuras y resistencias.
  • Sistemas de trincaje textiles que usan cintas tejidas de poliéster.

Seguro del transporte

A parte de la importancia que este proceso tiene para que las mercancías lleguen adecuadamente a destino, hay que saber que el seguro del transporte -y las normativas vigentes a nivel aéreo, terrestre y marítimo- reflejan, entre otros motivos, que se puede rechazar un siniestro o no admitir mercancías en tránsito por falta de trincaje o carencia del mismo.

En otro orden de ideas, es el cargador quién tiene la tarea de estibar y sujetar apropiadamente la carga, salvo que dichas operaciones hayan sido expresamente contratadas al operador logístico.

Además, el cargador debe preparar las mercancías en envases y embalajes adecuados para el modo de transporte y el medio de transporte que se vayan a utilizar. Precisamente, este punto, el embalaje, es otro de los aspectos clave para que una mercancía llegue intacta a su destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR